miércoles, 16 de enero de 2013

Errores más comunes de la mujer en el gimnasio


El sueño de casi cualquier persona es conseguir un cuerpo escultural en poco tiempo y sin esforzarse, pero como bien he dicho, no deja de ser un sueño.. Aquí en la tierra, para conseguir un cuerpo de revista hace falta mucho sacrificio, dedicación, constancia, una buena alimentación, un entrenamiento adecuado, etc. No todas las mujeres tienen los mismos objetivos ni la misma genética, por eso cada una necesita un tipo de entrenamiento y unos ejercicios específicos para conseguir lo que se propongan.

Es muy corriente buscar por internet una rutina cualquiera y ponerla en práctica en el gimnasio, pero ahí está el error. Hay que informarse bien antes de realizar cualquier rutina y consultar a un experto siempre que sea necesario, así evitaremos cometer los mismos errores que frenan nuestro progreso una y otra vez. Estos son algunos de los errores más frecuentes:



1- Demasiado cardio al mismo ritmo
El primer error del que vamos a hablar es la excesiva práctica de cardio. Pueden pasar una hora o más corriendo en la cinta al mismo ritmo, malgastando el tiempo. Lo correcto es reducir el tiempo y aplicar cambios de ritmo para atacar de lleno a las reservas de grasa. Por ejemplo, correr 30 minutos haciendo sprints de un minuto y bajando el ritmo durante 2-3 minutos. Por extraño que pueda parecer, esto es mucho más efectivo que correr 60-90 minutos al mismo ritmo.

2- No entrenar con peso
Aún quedan mujeres que piensan que si entrenan con pesas van a aumentar considerablemente su masa muscular, llegando a tener aspecto de hombre. Esto es otro error, y de los más grandes. Las mujeres no tienen la misma constitución que los hombres y no promueven las mismas ganancias musculares que ellos. Hay que entrenar con pesas y mover grandes pesos para conseguir el cuerpo que tanto deseamos.

3- Entrenar con el estomago vacío
Mucha gente entrena a primera hora de la mañana o después de trabajar, y llegan al gimnasio sin comer nada en horas, y esto es otro error. Hay que comer una buena fuente de energía una hora antes de entrenar e hidratarse bien durante todo el día. Algunas opciones para comer antes de entrenar son alguna fruta, lácteos, un puñado de almendras o nueces, etc, y llevar siempre una botella de agua para hidratarse durante los entrenamientos.

4- Falta de técnica
Otro error es realizar los ejercicios de forma incorrecta. Esto además de frenar el progreso, puede ocasionar graves lesiones que impidan seguir con el entrenamiento, incluso dejar de entrenar durante semanas. Cuando hay dudas, siempre es bueno preguntar a los monitores y dejarse aconsejar, así evitaremos contratiempos y disfrutaremos más de los entrenamientos.

5- No estirar
Es muy común ver llegar a una mujer al gimnasio, ir directa a las máquinas de cardio y cuando acaban el cardio se van sin preocuparse de estirar los músculos. Los estiramientos deben hacerse con el cuerpo en caliente, por eso, si solo se va a hacer cardio, hay que hacer unos 5 minutos de calentamiento y parar para estirar bien los músculos y prepararlos para una buena sesión de cardio. Al finalizar la sesión de cardio hay que volver a estirar de nuevo todos los músculos para proporcionar flexibilidad y tensión a los mismos. Esto evitará posibles lesiones.

6- Ser impacientes
Como he dicho más arriba, conseguir un cuerpo bonito y digno de admirar conlleva un duro trabajo y un gran esfuerzo, pero sobre todo conlleva mucho tiempo. Muchas mujeres se desesperan al no ver cambios rápidos en sus cuerpos en la primera o segunda semana, y ese es el error. Hay que tener paciencia y ser constante. Si no, el efecto rebote puede ser letal, bajando la autoestima y tirando la toalla al poco tiempo, recuperando o incluso ganando más peso del que teníamos al principio.

7- Abdominales sin control
Este es otro tema interesante, ya que muchas mujeres piensan que haciendo una gran cantidad de abdominales todos los días, van a conseguir un abdomen liso y tonificado. Este es otro error. La zona media del cuerpo es la más difícil de tonificar y de limpiar de grasa. Es mejor preocuparse por la calidad de los ejercicios que de la cantidad. Esta regla es aplicable a casi cualquier campo en la vida, pero es muy importante aplicarla a los entrenamientos. Pregunta a un monitor cuales son los ejercicios que más te convienen para poder lucir un bonito abdomen.

8- No entregarse al máximo
Si descansas demasiado entre series y repeticiones, o acabas de entrenar sin haber sudado a penas, o ni siquiera notas cansancio, no estás haciendo las cosas bien. Para conseguir buenos resultados tienes que esforzarte al máximo en cada entrenamiento e ir a por todas, tienes que sentir que te cuesta llegar a las últimas repeticiones para estimular de verdad a los músculos. 

3 comentarios:

Todo cuesta y en este caso la constancia y dedicación serán las únicas cosas que de verdad den resultados, en serio, empieza hoy si quieres que ese cuerpo que tanto deseas se haga realidad.

A mi me pasa que hago 300 abdominales con 20 kilos de peso, pero cuando termino estoy fresca como una lechuga, no si si ya soy muy fuerte para ese peso o estoy haciendo mal los abdominales. =(

En ese caso deberás poner más peso y prestar atención a la ejecución.

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.