sábado, 26 de octubre de 2013

Consejos para mejorar el entrenamiento


Progresa en cada entrenamiento. Sube al menos un kilo o una repetición más, el músculo te lo agradecerá creciendo.

Es muy importante calentar bien los músculos antes de usar grandes pesos para evitar lesiones. Realiza las primeras series con poco peso para que los músculos se preparen.

Un músculo no está bien entrenado hasta que no se siente congestionado. No pases al siguiente músculo hasta que no sientas el músculo completamente congestionado.

Entrenar en casa es lo más cómodo pero para progresar en serio debes entrenar en un gimnasio. Esto te obliga a salir y a ver gente como tu, con tus mismos objetivos.

Si debes pegar tirones, utilizar la inercia o movimientos bruscos para realizar una repetición, es porque usas demasiado peso. Realiza cada repetición a un ritmo uniforme y una velocidad controlada.

No busques escusas para saltarte sesiones de entrenamiento. Solo obtendrás resultados si eres constante.

Con los ejercicios de aislamiento no se puede usar mucho peso y solo se trabaja un músculo o parte de el, mientras que con los ejercicios compuestos se puede usar grandes pesos y se trabajan varios músculos a la vez.

Las piernas son el músculo más grande y fuerte, y si lo trabajas enérgicamente, estimulas el crecimiento de todo el sistema muscular promoviendo la función metabólica y respiratoria.

Según los expertos el mejor momento del día para entrenar es el mediodía porque la temperatura corporal es más elevada que el resto del día.

Si tu vida cotidiana te lo permite, duerme por lo menos 8 horas seguidas cada noche. Los músculos crecen mientras descansas.

No cometas el error de hacer  demasiados ejercicios por grupo muscular. 2 o 3 ejercicios son suficientes para lograr el crecimiento muscular.

Si notas que tus brazos están estancados prueba a trabajar el bíceps y el tríceps juntos. Obtendrás muy buenos resultados.

Si tu pecho está estancado cambia el press de banca plano por un press ligeramente inclinado por un tiempo y luego vuelva al plano. 

Toma 2 o 3 gramos de aminoácidos en cada comida si eres vegetariano para prevenir deficiencias alimenticias.

Las dominadas son uno de los mejores ejercicios para la espalda. Varía los agarres, estira completamente los brazos en la bajada, no te columpies e intenta subir la barbilla hasta la barra. 

Los 60 minutos transcurridos al terminar tu entrenamiento son conocidos como la hora dorada. Reciben este nombre porque en ese tiempo es cuando el organismo aprovecha al máximo todos los nutrientes ingeridos. En esos 60 minutos hay que ingerir unos 30 gramos de proteínas y al menos el doble de hidratos simples. Un batido es una buena opción.

Si tienes algún músculo retrasado, dale prioridad en el día que te toque trabajarlo.

Si te saltas el desayuno, ralentizas el metabolismo y dificultas la perdida de grasa. Si tu objetivo es perder peso, no te lo saltes.

Los hidratos de carbono deben ser la base de la dieta de todo atleta. Por ejemplo patata, pasta, arroz, cereales, fruta y verdura.

Trabajar el mismo grupo muscular más de 2 veces por semana, puede que lo estés sobre entrenando y eso retrasará su desarrollo.

Para lograr un buen desarrollo de los músculos, basta con entrenar 3 o 4 días a la semana. De esta forma tienen tiempo de recuperarse.

Bebe al menos 2 litros de agua al día. Esto es necesario para el correcto funcionamiento del organismo.

Cuando realices una serie, concéntrate en cada repetición. Cuando estés ejecutando una repetición, piensa en el músculo que estás trabajando, no te distraigas con otros pensamientos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.