jueves, 24 de abril de 2014

¿Qué es la fascia?

¿Qué es la fascia?

La fascia es un tejido duro o blando según la zona, que envuelve el interior de nuestro cuerpo. Envuelve los músculos, huesos, órganos, etc, y forma una capa que se extiende por todo el cuerpo. Se encarga de mantener la postura, nos da soporte, y nos protege de muchos impactos. Crea un envoltorio alrededor del músculo, parecido a la piel de una salchicha.

Como la fascia es de una sola pieza (sin cortes ni separaciones), esto hace que cualquier parte del cuerpo esté conectada a todas las demás. Cuando una parte de la fascia se lesiona o se ve afectada, puede afectar a los tejidos que están lejos de la herida o lesión. 

En el caso de lesiones debidas a un esfuerzo repetitivo, por ejemplo de hombro, puede ocurrir que los cambios en el tejido del hombro resultantes de una lesión pueden afectar la función de la fascia mucho más abajo, en el brazo o en la mano. Esto lleva a lesiones cuyos síntomas pueden sentirse en un área mientras que su verdadero origen puede encontrarse en otro sitio.

La fascia se moldea con el tiempo dependiendo de como utilicemos nuestro cuerpo. Esta habilidad para moldearse es la razón de que la ergonomía sea tan importante cuando nos recuperamos de una lesión o dolor producido por repetición. Si una persona se sienta habitualmente de forma torcida, a lo largo del tiempo la fascia de su cuerpo se amoldará a esa postura. 

La fascia en el pecho tirará de las costillas hacia abajo, en el cuello tirará de la cabeza y el cuello hacia adelante, la postura torcida del torso cambiará la forma en que encajan los huesos del cuerpo en las articulaciones del hombro, lo cual hará que la fascia en la zona del hombro cambie como resultado. Todos estos cambios en el tejido asociados con la postura se sentirán en el cuerpo como una fuente de dolor.

La buena postura y la correcta ejecución de los ejercicios

Si procuramos corregir las posturas defectuosas, muchas fuentes de dolor pueden ser reducidas y eliminadas. El cuerpo funcionará más eficientemente y con mucho menos dolor y limitaciones. Lo mismo puede aplicarse a la forma correcta al ejecutar los ejercicios en el entrenamiento: una forma o postura incorrecta hará que la fascia se amolde a esa postura, provocando dolores y haciendo cada vez más difícil la realización del ejercicio en la postura adecuada.


¿Qué es la fascia

La fascia y el crecimiento muscular


La fascia que recubre los músculos los mantiene en su lugar, pero también al envolverlos hace más difícil que estos crezcan. Si la fascia es muy densa o poco flexible, no permite que los músculos se expandan. La solución puede estar en el estiramiento.

Como la fascia se amolda al uso que hacemos de nuestro cuerpo, el hacer estiramientos que provoquen una expansión de la misma puede provocar que se vuelva más flexible o se ensanche, dejando más espacio a los músculos para crecer. La clave para el estiramiento efectivo de la fascia puede ser la congestión.

Aunque la congestión no indica un entrenamiento bien hecho , ni es necesaria para conseguir ganar músculo, lo cierto es que puede ayudar ya que al estar el músculo congestionado y lleno de sangre su tamaño aumenta momentáneamente, provocando que la fascia se estire. Si además en estos momentos hacemos un buen estiramiento, incrementaremos aún más la presión sobre la fascia, lo cual producirá su expansión.

Por ejemplo una vez terminada nuestra rutina de pecho y teniéndolo bien congestionado, podemos tomar dos mancuernas y sostenerlas en la posición más baja como si estuviéramos haciendo aperturas, manteniendo el estiramiento durante 20 o 30 segundos para que de tiempo a que la fascia note el cambio.

El estiramiento de la fascia es más riguroso que los estiramientos normales, pero los resultados pueden ser increíbles. Sin embargo hay que tener cuidado de no estirar tan duramente que se provoque un desgarro del músculo o alguna lesión. Debe sentirse un estiramiento consistente, no un dolor agudo. Es muy importante hacerlo sólo cuando el músculo esté congestionado para maximizar el efecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.