miércoles, 19 de diciembre de 2018

Qué es el GAP, beneficios y para qué sirve

rutina GAP

Las clases dirigidas de GAP se centran en trabajar principalmente tres grupos musculares: glúteos, abdominales y piernas, y las iniciales de estos tres grupos musculares forman la palabra GAP.

Qué es el GAP

El GAP se centra en trabajar esas zonas del cuerpo que generalmente sufren las consecuencias del sedentarismo, ya que en los glúteos, abdomen y piernas, es donde más grasa se suele acumular, y más comúnmente en las mujeres.

Además de la acumulación de grasa, el sedentarismo conlleva una mala circulación, flacidez y ausencia de tono muscular entre otros muchos problemas.

Las sesiones de GAP funcionan como el resto de actividades dirigidas que podemos encontrar en nuestro gimnasio. Suelen durar alrededor de una hora, empezando con un calentamiento para preparar los músculos.

Después del calentamiento se realizan los ejercicios enfocados a trabajar glúteos, abdomen y pierna. Estas clases se realizan en grupo y muchas personas las combinan con otras actividades aeróbicas y/o con sus entrenamientos de fuerza.

Las primeras sesiones son un poco duras (no vamos a engañar a nadie) debido a que los ejercicios son intensos y se ejercitan músculos olvidados en nuestro día a día, pero después de unas pocas semanas realizando alrededor de tres sesiones semanales, empiezan a verse los resultados y nuestros músculos se acostumbran al duro trabajo.

Con esfuerzo y constancia, el GAP tonifica y fortalece el tren inferior.

Si quieres eliminar grasa y tonificar tu abdomen, glúteos y piernas al mismo tiempo, realiza las sesiones de GAP que incluyen ejercicio aeróbico combinado con los ejercicios aislados.

Este tipo de clases requieren más esfuerzo, duran lo mismo que una sesión normal (una hora aproximadamente) y se dividen en cuatro fases:

Calentamiento: Se realizan 10 minutos de calentamiento ligero para activar el cuerpo siguiendo el ritmo de la música.
Ejercicio aeróbico: Se realizan unos 20-30 minutos de aeróbicos.
Ejercicios localizados: Se trabajan los tres grupos musculares en el orden que dicta el monitor. Estos ejercicios duran unos 20-30 minutos.
Estiramientos: Se dedican unos 5 minutos para relajarse y estirar los músculos trabajados.

Beneficios del GAP

Algunos de los beneficios del GAP son:
  • Tonificación y fortalecimiento de glúteos, abdomen y piernas.
  • Cuerpo definido y con curvas.
  • Su práctica regular puede corregir desviaciones de columna y mejorar la postura.
  • Favorece el tránsito intestinal, previene la incontinencia urinaria y mejora la circulación.
Sigue estas recomendaciones para sacar el mejor partido al GAP:
  • Bebe agua antes, durante y después de la clase para mantenerte bien hidratada.
  • Sigue las instrucciones del monitor para realizar de forma correcta los ejercicios y evitar posibles lesiones.
  • No fuerces demasiado tu cuerpo, las primeras clases serán duras y debes tener paciencia para que el cuerpo se adapte a los ejercicios. Mejorarás progresivamente y verás resultados antes de lo que esperas.
  • Realiza el GAP 2-3 veces por semana para conseguir buenos resultados y trata de combinarlo con ejercicio aeróbico para eliminar grasa y tonificar las zonas trabajadas.

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.