jueves, 28 de febrero de 2013

Las mejores frases de Arnold Schwarzenegger

Las mejores frases de Arnold Schwarzenegger

Seguramente todos estaremos de acuerdo en que el gran Arnold Schwarzenegger es sin duda el personaje más conocido dentro del mundo del culturismo, por encima del mismísimo Joe Weider, creador entre otras cosas del mundialmente conocido certamen de culturismo Míster Olympia o la revista de fitness Muscle y Fitness.

Lo cierto es que el gran Arnold lo ha conseguido todo en esta vida y todavía sigue cosechando éxitos a sus espaldas con sus 70 años de edad. Además de ser reconocido como el culturista más famoso de la historia, trabajó en el cine durante muchos años encarnando por ejemplo a Conan el Bárbaro o Hércules, entre otros muchos papeles importantes. Pero sin duda alguna, su papel más importante y por el que siempre será conocido y recordado es el de Terminator, con su ya mítico "Sayonara Baby".

Fue ya en el año 2010 cuando reapareció en la gran pantalla en la saga The Expendables, dirigida por su amigo y compañero de batallas Sylvester Stallone.

Arnold Schwarzenegger también quiso emprender su propia carrera política, y ¡vaya si lo consiguió! El famoso culturista y actor, consiguió su primer cargo político en el año 1991 como presidente del consejo de salud, física y deportes, pero dio el gran salto en el año 2003, cuando fue proclamado Gobernador del estado de california, donde fue apodado "Governator". Ese fue el climax en su carrera como político.

Lo cierto es que es todo un ejemplo a seguir de superación, esfuerzo y constancia. Leer la historia de Arnold es una inyección de motivación y superación para cualquier persona, y hoy en día sigue siendo un ejemplo a seguir para muchas personas.

A continuación, vamos a ver algunas de las frases de este gran hombre que han pasado a la historia, así que si necesitas una dosis de motivación para afrontar tus días, ¡sigue leyendo!

Arnold Schwarzenegger

Las mejores frases de Arnold Schwarzenegger

Arnold asegura que de pequeño siempre soñaba con los personajes famosos, como políticos, dictadores, en general gente que será recordada por siempre.

A los 10 años ya quería ser el mejor en algo, y por eso decidió apuntarse a natación. Ganó campeonatos, pero creía que nunca sería el mejor en ese deporte. Probó otros deportes como el fútbol o el esquí, pero no le gustaban y por eso decidió dejar de lado los deportes de equipo y empezó a entrenar con pesas. al poco tiempo descubrió el culturismo y desde el primer día supo que esa sería su vida, supo que en eso sí que sería el mejor.

Tras tener algunos problemas con la policía, decidió viajar a los Estados Unidos de América y esa fue la mejor decisión de su vida, ya que sería en América donde encontraría la fama.

Arnold Schwarzenegger posando

Arnold Schwarzenegger míster olympia

Siempre se ha dicho que el público manda, y sencillamente por eso nunca he tenido una rutina de possing cerrada. Siempre me ha gustado innovar con mis poses y escuchar al público, ellos siempre me decían cuándo lo estaba haciendo bien y cuándo lo estaba haciendo mal. Si hacía una pose y el público se volvía loco a gritar, entonces sabía que esa pose les gustaba y la mantenía durante más tiempo, incluso la repetía. Si una pose no volvía loco al público, la quitaba de mi rutina.

Por mi mente pasaban todo tipo de pensamientos mientras estaba posando, todos ellos positivos, por supuesto. Si conseguía una buena pose y el público rompía a gritar, yo pensaba: " Esto es lo que hay, disfrutar porque mi cuerpo es único y no volveréis a ver algo así, ni parecido").

Cuando estoy arriba del escenario compitiendo, soy una persona completamente distinta a como soy en la vida real. Cuando no estoy compitiendo puedo ser una persona muy agradable, pero cuando estoy compitiendo, soy muy competitivo y haré todo lo posible para vencer a mis adversarios.

Arnold Schwarzenegger campeón

Arnold Schwarzenegger posando

El único camino para ser un verdadero campeón, es a través del sufrimiento y el dolor. Yo lo llamo la tortura sistemática, ya que yo mismo me obligo a torturarme cada día. Algo que me ayuda mucho a sobrellevarlo, es convertir el dolor en placer en mi mente, y eso me hace sobrepasar mis propios límites. Muchos me dicen que soy masoquista, pero se equivocan. Me gusta ese tipo de dolor porque es lo que me ha convertido en un verdadero campeón.

Siempre he sabido que soy el número uno, siempre lo fui y siempre lo seré.

Una persona principiante en el gimnasio, realiza 8 repeticiones de algún ejercicio con el peso máximo cargado en la barra y en cuanto siente que empieza el dolor muscular, para sin pensarlo. Yo entreno por encima de todo eso, por encima de mi propio dolor y por encima de mis sentimientos. Pienso que cuando el dolor empieza, también empieza el crecimiento muscular. Nadie nace preparado para esto, para soportar este sufrimiento físico cada día de forma totalmente voluntaria. El secreto está en la mente, ya que si dominas tu mente, dominas tu cuerpo.

Saber soportar más o menos el dolor, es lo que marca la diferencia entre un campeón y un perdedor. Me he desmayado muchas veces haciendo sentadillas o peso muerto, y no me da ningún miedo, ya que esas 3 o 4 repeticiones últimas, son las que te hacen crecer y marcan la diferencia entre tú y el resto.

Antes de ganar mi primer título de Míster Universo, yo ya me había hecho a la idea de que lo iba a ganar. Realmente me lo estaba creyendo, incluso antes de salir a competir. Ya lo había visto tan claro en mi mente tantas veces, que sabía a ciencia cierta que yo sería el ganador, y así fue.

Arnold Schwarzenegger y la disciplina

Si de verdad quieres ser un campeón y ser mejor que el resto de mortales, en tu mente no puede habitar la negatividad, nada te puede afectar de forma negativa. Yo me entrené específicamente para eso, para dominar mis sentimientos, y lo conseguí. Por ejemplo, cuando murió mi padre fue algo muy triste. Recibí una llamada de mi madre en la que me dijo: "Tu padre ha muerto". Fue un golpe muy duro, dos meses antes de un campeonato. Mi madre me preguntó: "¿Vendrás al funeral?". A lo que yo le contesté: "No, ahora ya es tarde, mi padre ya ha muerto y yo no puedo hacer nada más por él". No dí ninguna explicación más sobre ese tema, simplemente porque no sabía cómo explicarle a mi madre, a la mujer que se le acababa de morir su marido, que no podía molestarme nadie porque me estaba preparando para un campeonato.

Con el tiempo conseguí esconder mis sentimientos bajo mis grandes músculos, podía esconderlos todo el tiempo que quisiera. Pienso que controlar tu mente, es algo fantástico que te permite hacer cosas increíbles. Hay muchas otras personas que no pueden hacer eso, no pueden controlar sus sentimientos. Cuando me estoy preparando para un campeonato, me puedo convertir en un superhombre. Mucha gente me decía que era inhumano, pero yo lo veía como algo sobrehumano. Después del campeonato, podía volver a ser una persona normal con sentimientos y emociones.

Arnold Schwarzenegger y la educación

La educación que recibí de pequeño, ha sido una de las causas por las que he conseguido el éxito. Mi padre era una persona muy estricta, era oficial de la policía y siempre intentó que su familia fuese un gran ejemplo a seguir. Todo tenía que ser perfecto, se fijaba en todo, en la ropa, los zapatos, el pelo, etc. Por eso, desde bien joven , cada vez que empezaba con un plan y me fijaba un objetivo, no paraba hasta conseguirlo. Gracias a eso conseguí el éxito.

Arnold Schwarzenegger y el "pump"

No hay mucha gente que entienda lo que es el pump. Hasta que no lo vives por ti mismo, no sabes lo que realmente es. Ese es mi mayor placer cuando entreno, ya que eso significa que mis músculos están trabajando como yo quiero y aumentarán de tamaño. El pump es esa sensación de que toda la sangre se va al músculo que estás entrenando, los músculos se hinchan, aumentan su volumen  y parece que vayan a a explotar. Es algo así como si alguien llenara mis músculos con aire. Eso me hace sentir bien.

El culturismo se debe sentir como algo divertido, ya que te ofrece sensaciones únicas difíciles de explicar.Un culturista sabe muy bien que cuando consigue el pump, sus músculos crecerán y se acercará un poco más a su objetivo de ser el mejor. Cuando los músculos se nutren de la sangre y el oxígeno que les proporciona el pump, reciben todo lo que necesitan para crecer. Ese es el mejor momento del día para un culturista, y solo un culturista sabe realmente que se siente.

Arnold Schwarzenegger y el culturismo

Arnold Schwarzenegger culturismo

Para mi, la definición de la palabra deporte, es algo así como una actividad física en la que hay que competir para ganar. Por eso, veo el culturismo como un deporte, sin duda alguna. Lo que para mi hace especial el culturismo, es que cuando estoy compitiendo contra mis adversarios, lo hago yo solo encima de un escenario con cientos de personas mirando mi cuerpo mientras alucinan. No hay material deportivo como pelotas, bates, canastas, no hay ningún equipaje ni ropa específica en el culturismo. Sobre el escenario solo estoy yo, y todas las miradas van hacia mi cuerpo.

Mucha gente piensa que soy un narcisista por el simple hecho de que me miro siempre en el espejo, pero lo que no entienden, es que me miro para ver mis progresos. ¿Cómo voy a saber si mis músculos están creciendo cómo yo quiero? El espejo es la mejor guía para un culturista, porque te permite ver tu cuerpo tal y como es, sin filtros.

Yo no veo mis músculos como una parte de mi cuerpo, los veo como una cosa que está ahí y que tengo que mejorarla, tiene que hacerse más grande. El bíceps tiene que ser un poco más alto, o el tríceps más gordo. Es como un escultor, que admira su obra de arte y la va perfeccionando poco a poco hasta que la escultura queda como él quiere. Yo hago repeticiones extra para ese músculo que creo que tiene que mejorar, así es como crecen y se perfeccionan.

Siempre he hecho lo que he querido sin importarme lo que piensan los demás. Mucha gente me ha dicho a lo largo de mi vida que estaba perdiendo el tiempo siendo un culturista, pero he demostrado que se equivocaban. Me encanta entrenar, me encanta competir y me encanta esa sensación de dolor en los músculos. Por suerte, nunca he tenido un trabajo que me convirtiera en esclavo del tiempo. Nunca he tenido horario de trabajo. Hice de mi pasatiempo, mi profesión, por lo que nunca sentí que estaba trabajando, y eso es algo que no todo el mundo consigue en su vida.

2 comentarios:

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.