domingo, 24 de junio de 2018

Grasas saturadas y grasas trans | Tipos de grasas

Grasas saturadas y grasas trans

Dentro del grupo de los ácidos grasos o simplemente "grasas", las grasas saturadas son más perjudiciales para el organismo en cuanto a salud se refiere en comparación a las insaturadas (las que se encuentran en alimentos como pescados azules, huevos o frutos secos, que son grasas buenas).

Pero dentro del grupo de los ácidos insaturados o grasas insaturadas, podemos encontrar otro grupo que son los ácidos grasos "trans", más comúnmente conocidos como grasas trans.

Con este tipo de grasas hay que tener más cuidado que con el resto, sencillamente por sus efectos negativos en el organismo relacionados con distintas enfermedades y otros problemas de salud.

Tipos de grasas trans


De origen natural:

Este tipo de grasas trans están presentes en muy pequeñas cantidades en algunos alimentos como la leche o la carne de cerdo o cordero.

De origen artificial:

Están presentes en los alimentos procesados elaborados con aceites vegetales que se han sometido a un proceso de hidrogenación.

El proceso de hidrogenación consiste en la solidificación de los aceites vegetales líquidos mediante su exposición a muy altas temperaturas, lo cual los convierte en más estables y alarga el tiempo de vida de los alimentos.

Productos de bollería industrial, repostería, dulces, comida preparada y comida rápida entre otros, son los tipos de alimentos que contienen las grasas trans y que debemos evitar en nuestra alimentación.

Por suerte, la industria alimentaria se está concienciando (aunque muy poco a poco) de la gravedad de la situación y está retirando de muchos productos este tipo de grasas y los está sustituyendo por otro tipo de grasas menos perjudiciales.

¿Cuáles son los efectos de las grasas trans sobre la salud?


Se podría decir que el peor efecto de las grasas trans en el organismo es el aumento del colesterol malo (LDL) y la reducción del colesterol bueno (HDL), y un aumento del colesterol malo aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares como infarto o hipertensión.

Obviamente, la obesidad es otra de las consecuencias del abuso de las grasas saturadas y de las grasas trans, produciendo efectos devastadores en el organismo.

Los problemas respiratorios y la mala circulación son solo algunos de los problemas relacionados con la obesidad y el sobrepeso.

También puede afectar al correcto funcionamiento del cerebro, llegando a producir desde pérdida de memoria hasta accidentes cerebrovasculaes o ictus.

Fuentes de grasas trans


Como hemos visto más arriba, las grasas trans se encuentran básicamente en todo tipo de alimentos elaborados de forma industrial con aceites vegetales, como por ejemplo la bollería o la comida rápida.

Los profesionales del sector alertan que un consumo de 5 gramos de grasas trans al día ya puede llegar a ser peligroso para la salud, y un simple bollo ya contiene incluso más de 5 gramos de este tipo de grasas.

Alimentos con grasas trans


  • Comida rápida
  • Bollería industrial
  • Snacks salados (galletas, patatas...)
  • Palomitas (sobre todo las de microondas)
  • Alimentos precocinados
  • Productos congelados preparados (pizzas, lasaña, croquetas...)
  • Snacks dulces (barritas, rosquillas, magdalenas, cruasanes...)
  • Margarina
  • Caldos y sopas preparadas

En resumen, intenta evitar el consumo de todos los alimentos de esta lista o por lo menos intenta reducir su consumo al máximo para reducir los efectos nocivos de este tipo de grasas en el organismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.