jueves, 26 de julio de 2018

Beneficios y propiedades de la avena | Conoce su historia

Beneficios y propiedades de la avena

¿Quién no conoce la avena a estas alturas? Este delicioso y totalmente saludable alimento ha pasado a formar parte de nuestras vidas casi sin darnos cuenta, y por eso hemos querido recopilar algunos de los beneficios y propiedades de la avena.

Pero antes de meternos de lleno en la impresionante calidad nutricional de la avena, me gustaría hacer un pequeño repaso a través de la historia para conocer de forma un poco más íntima este superalimento y sus comienzos en nuestro mundo.

Historia de la avena | Cómo empezó todo


Se han encontrado escritos sobre la avena que datan de hace miles de años (concretamente desde el año 1500 A.C.) y al parecer, fue uno de los primeros alimentos que cultivó el ser humano.

Los romanos fueron los encargados de llevar este maravilloso cereal a las islas británicas debido a que necesita un clima húmedo y fresco para su cultivo. Así fue como se convirtió en uno de los alimentos básicos en las islas británicas.

Sorprendentemente, durante un tiempo tras su descubrimiento la avena no estaba destinada al consumo humano, sino que era el alimento del ganado y animales de trabajo. En Escocia, se encargaban de triturar la avena en su estado primario y le añadían agua para hervirla y formar una especia de papilla, descubriendo así lo que hoy en día conocemos como "porridge" o "gachas de avena".

Curioso, ¿verdad? Quién se iba a imaginar que un alimento que hoy en día es indispensable para nosotros, empezó siendo el alimento de los animales...

Volviendo a la actualidad, la avena se ha ganado un sitio en nuestros corazones y sobre todo en nuestra cocina, porque es un ingrediente fijo en una infinita variedad de recetas; desde las gachas de avena del desayuno hasta las famosas y deliciosas tortitas de avena. 

Nota de autor: "Gracias por existir, querida avena"

Beneficios y propiedades de la avena


La avena es un alimento excelente para cualquier persona que quiera llevar un estilo de vida saludable y se preocupe por su salud, y en especial para deportistas que necesitan disponer de un nivel de energía óptimo para desempeñar sus entrenamientos.

Es uno de los cereales más completos que podemos encontrar nutricionalmente hablando, ya que contiene un perfil nutricional difícil de superar.

Contiene proteínas, hidratos de carbono, grasas, fibra, vitaminas y minerales. ¿Qué más se puede pedir?

Proteínas

La proteína de la avena es de muy buena calidad, aunque no llega a ser de alto valor biológico porque no contiene los ocho aminoácidos esenciales, pero para conseguir una fuente de proteína completa, basta combinar la avena con algún tipo de legumbre.

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono complejos son el nutriente principal de la avena, un tipo de hidrato de absorción lenta que proporciona un suministro de energía constante durante más tiempo y nos mantiene saciados durante más tiempo.

Grasas

Las grasas que contiene la avena son grasas insaturadas, también conocidas como "grasas buenas". Estas son las grasas que sí podemos y debemos consumir a diario para entre otras cosas, reducir el nivel de colesterol LDL o colesterol malo (el que nos perjudica y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares).

Fibra

Este superalimento con miles de años a sus espaldas es alto en fibra, tanto soluble como insoluble, lo que la convierte en un alimento perfecto para cuidar la salud intestinal y evitar el estreñimiento gracias a que ayuda a mejorar el tránsito intestinal.

Además, la fibra retrasa las digestiones y eso hace que nos sintamos saciados durante más tiempo, haciendo de la avena un alimento ideal para consumir a cualquier hora del día para evitar la sensación de hambre y en los momentos previos a un entrenamiento.

Vitaminas y minerales

Por si fuera poco, otra de las propiedades de la avena es que contiene una más que generosa cantidad de vitaminas y minerales que ayudan a mejorar la salud del organismo y nuestra calidad de vida.

Es rica en vitaminas del grupo B, las cuales contribuyen al correcto funcionamiento del sistema nervioso, ayudan a regular el metabolismo, refuerzan la sangre y ayudan a metabolizar la energía.

Contiene vitamina E, la cual contribuye a mejorar la visión, refuerza los tejidos musculares y óseos, refuerza el sistema inmunitario y respiratorio, y muchas cosas más.

Contiene zinc, un mineral que protege al organismo de infecciones reforzando el sistema inmune, ayuda a reducir el daño celular de los radicales libres y mantiene los niveles de testosterona adecuados en sangre, algo muy importante para los deportistas de fuerza.

Contiene hierro, un mineral que refuerza la calidad de la sangre y la producción de glóbulos rojos, combatiendo así enfermedades como la anemia.

También contiene otros minerales esenciales como el calcio y el magnesio, vitales para la salud ósea y las funciones musculares, además de aumentar la síntesis de las proteínas musculares gracias al magnesio.

Para terminar...


Como hemos podido comprobar a lo largo del artículo, la avena es un alimento que se ha ganado su puesto durante miles de años gracias a su excelente calidad nutricional y versatilidad en la cocina, pero sobre todo, por ser una magnífica fuente de energía totalmente saludable y económica, algo muy importante hoy en día.

Seguro que después de ver los beneficios y propiedades de la avena te han entrado ganas de prepararte una torre de tortitas de avena para celebrarlo, y si me permites un consejo, acompáñalas con un poco de mantequilla de cacahuete y sentirás lo más parecido a estar en el paraíso.

¿Te ha gustado el artículo? En ese caso, ¡no olvides compartirlo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.