domingo, 18 de febrero de 2018

Entrenamiento de oxigenación

Entrenamiento de oxigenación

¿Alguna vez has oído hablar del entrenamiento de oxigenación? Lo cierto es que es un término relativamente poco conocido en el mundo del fitness, pero no por ello es menos importante.

Este tipo de entrenamiento o "truco" como veremos más adelante, es más conocido en el mundo del culturismo, en el que los entrenamientos son mucho más duros e intensos y cualquier tipo de ayuda es poca para mejorar la calidad de los entrenamientos y como no, los resultados a la hora de ganar masa muscular y eliminar grasa acumulada.

Que no sea una práctica muy extendida en el mundo del fitness no quiere decir que no sea afectiva, de hecho, los resultados que ofrece son realmente buenos, por lo que es algo a tener muy en cuenta de ahora en adelante.

Vamos a ver qué es este tipo de entrenamiento y en qué consiste.

Qué es el entrenamiento de oxigenación


El entrenamiento de oxigenación consiste en entrenar el mismo músculo 2 días seguidos, pero no con la misma intensidad ni número de ejercicios.

Si por ejemplo el lunes toca entrenar pecho y el martes toca entrenar espalda, el martes habrá que empezar el entrenamiento con un ejercicio de pecho ligero, como por ejemplo aperturas con mancuernas o cruces entre poleas, realizando 3-4 series de 20-25 repeticiones muy ligeras (con poco peso).

Como el día anterior se trabajó el pecho hasta el fallo muscular, se tienen que regenerar las fibras y tejidos rotos además de eliminar residuos como la urea, ácido láctico, etc.

El entrenamiento de oxigenación ayuda a acelerar este proceso, ya que aumenta el riego sanguíneo en la zona afectada y la circulación acelera la eliminación de residuos y la oxigenación de los tejidos.

El objetivo del entrenamiento de oxigenación no es trabajar los músculos, es acelerar el riego sanguíneo para aumentar la oxigenación, limpieza de los tejidos y en general la recuperación muscular.

Visto así parece tener mucho sentido, ¿verdad? Nos preocupamos por tomar un sin fin de suplementos deportivos con el fin de acelerar la recuperación y el crecimiento muscular, pero con técnicas como esta que acabamos de ver, se puede acelerar mucho más la recuperación y reparación de los tejidos dañados.

Si además combinas el entrenamiento de oxigenación con una buena suplementación deportiva como un batido de proteína de suero y unos aminoácidos ramificados (BCAA) y una buena dieta alta en proteína enfocada a tus objetivos, los resultados pueden ser realmente buenos.

Puedes hacer la prueba por ti mismo poniendo en práctica esta técnica durante unas semanas y comprobando los resultados, ¡seguro que te sorprenderá!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Musculación para Principiantes. Con la tecnología de Blogger.